Ortodoncia y crecimiento

nena_feliz¿Cuáles son las causas del Apiñamiento Dental y las Maloclusiones o alteraciones en la mordida?

Nuestro cuerpo se va desarrollando en la medida en que la función se desarrolla.”

¿Qué significa esto?
La investigación ha demostrado que los dientes apiñados, la falta de desarrollo de los maxilares y otros problemas ortodónticos no son producto de dientes grandes en maxilares pequeños o factores hereditarios.

La respiración bucal, el empuje lingual, la deglución incorrecta y la succión digital (conocidos como hábitos miofuncionales incorrectos) son las verdaderas causas originales.

Las Alergias y el Asma (que generan la postura de la boca abierta), así como el uso prolongado de chupete o mamadera, también contribuyen al subdesarrollo de los maxilares.

Estos problemas se pueden observar desde los 5 años de edad  y son la causa de un desarrollo facial y dental inadecuado.

3 de cada 4 chicos tienen apiñamiento y maxilares mal desarrollados”

Disfunción de los tejidos blandos

Cuando la función y la forma son correctas esto indica que habrá un buen crecimiento de los maxilares con espacio para todos los dientes.

Para que haya un correcto desarrollo de los maxilares y por consecuencia de la cara, el maxilar superior necesita que la lengua descanse contra el paladar entre los dientes superiores, donde contrarresta la fuerza de los carrillos.

Los labios deben están en leve contacto en reposo sin hacer fuerza y no moverse al deglutir.
La respiración debe hacerse por la nariz únicamente permitiendo mantener la boca cerrada.

Cuando hay una disfunción en los tejidos blandos, ya sea porque los labios no pueden permanecer cerrados, la lengua no se posiciona correctamente, o la respiración se realiza por la boca,  el apiñamiento dental y la falta de desarrollo de los maxilares son el resultado.
Estos malos hábitos orales son conocidos como hábitos miofuncionales incorrectos.

El potencial de crecimiento

La cara y los maxilares crecen hacia abajo y adelante.  Los maxilares están constantemente influenciados por los músculos faciales.

Cuando estos músculos están funcionando correctamente y la lengua está en la posición correcta, con la boca cerrada la mayor parte del tiempo, entonces el crecimiento alcanzará su potencial genético.

La deglución incorrecta junto con la respiración bucal, restringe el crecimiento anterior de los maxilares y de la cara en crecimiento.  Esto produce insuficiente espacio para los dientes anteriores y posteriores, incluyendo los terceros molares (las muelas del juicio).

Los huesos de nuestra cara crecen  de una u otra manera dependiendo de la función, ya sea respiratoria, deglutoria y de los hábitos. Es decir que si respiramos por la boca en lugar de respirar por la nariz, el desarrollo de la zona media de la cara se atrofia y se desarrolla más el tercio inferior de la cara, provocando una mordida abierta con un crecimiento de la mandíbula hacia abajo y atrás, la zona de los pómulos queda  aplastada y este paciente comienza a descansar mejor.

Que un paciente tenga apiñados los dientes inferiores y no los superiores, o ambos, que su mordida esté cruzada o invertida, o que los dientes superiores estén hacia adelante, depende de todas las funciones de su boca y su cara, reflejándose esto en su constante cansancio, ojeras y mala oxigenación.

La corrección de los malos hábitos miofuncionales permite que los dientes, los maxilares y la cara alcancen su máximo potencial genético y los dientes se muevan hacia su posición correcta de manera natural.

La colocación de brackets, con o sin extracciones, no resuelve las causas que originaron el apiñamiento si no se realiza acompañada de ésta corrección. Al retirar los brackets, los dientes comienzan a ser empujados nuevamente por la lengua, los labios o los carrillos, regresando a su malposición original. -Esto es lo que denominamos recidiva del tratamiento-

El especialista en ortodoncia puede alinear todas las piezas dentarias en boca pero,  si no se corrige la función el tratamiento no va a tener estabilidad suficiente para perdurar en el tiempo.

¿Qué podemos hacer al respecto?

El paciente tiene que comprender la importancia de corregir no solo la malposición de sus dientes sino también sus problemas funcionales, es decir los malos hábitos aprendidos.

Para ello es necesario complementar el tratamiento de ortodoncia con Ejercicios fonoaudiológicos  y/o Placas de silicona blandas, que permitan corregir los hábitos miofuncionales incorrectos.

De esta manera podremos lograr: una buena respiración nasal y no por boca, una correcto cierre de los labios sin fuerza, una deglución normal ubicando la lengua en el maxilar superior, y una relajación de los músculos orofaciales (zona bucal, mandibular).

Todo esto nos permite lograr un equilibrio o estabilidad bucofacial y nos da como resultado un tratamiento exitoso a largo plazo.

Placas de Silicona

Son  distintos aparatos que abarcan ambos maxilares y permiten a través de su lengüeta ubicar la lengua en una correcta posición, reposicionar los labios y mejillas y permitir así una correcta deglución y respiración.

Generalmente se utilizan en niños como tratamiento preventivo o de ortopedia, tratando de evitar la futura utilización de ortodoncia (brackets), o bien como complemento del tratamiento de ortodoncia en adultos que no han corregido anteriormente estos malos hábitos aprendidos, mientras están con los brackets.

Esto se hace a través del uso de aparatos removibles que se colocan en boca 1-2 horas al día y durante toda la noche.

El uso diario combinado con ejercicios regulares (para mejorar la respiración, la función muscular y la posición de la lengua) da como resultado dientes mejor alineados, con una buena función muscular, llevándole a un desarrollo facial óptimo y una sonrisa más sana.

A continuación presentamos los 3 pasos más importantes que el paciente debe seguir mientras utiliza estos aparatos:

  1. Labios juntos todo el tiempo salvo cuando está hablando.
  2. Respirar por la nariz – para que se desarrolle correctamente el maxilar superior e inferior y alcanzar una mordida correcta.
  3. No debe haber actividad labial al tragar (deglutir) para permitir que los dientes se desarrollen correctamente.

Ejercicios fonoaudiológicos: ¿para qué sirven?

Estos  ejercicios se realizan para re-educar lengua, labios, mejillas y trabajar sobre la respiracion y la deglucion.

ejercicio-reducir-la-papada

Ejercicios lingüales

  • Sacar y meter la lengua, manteniendo la boca abierta.
  • Mover la lengua arriba y abajo
  • Mover la lengua a un lado y a otro tocando las comisuras
  • Empujar con la punta de la lengua una mejilla y la otra alternativamente.
  • Mover la lengua arriba y abajo detrás de los incisivos superiores e inferiores.
  • Lamer con la punta de la lengua el labio inferior en ambas direcciones.
  • Lamer alternativamente el labio superior e inferior con movimiento rotatorio amplio.
  • Con la boca entreabierta dejar la lengua ancha y relajada y estrecha y tensa.

Ejercicios labiales

descarga (1)

  • Colocar los labios en posición de beso y sonrisa con los labios juntos.
  • Esconder los labios y sacarlos en posición de reposo.
  • Lamer el labio superior con el inferior.
  • Lamer el labio inferior con el superior.
  • Con los dientes superiores, morder el labio inferior.
  • Con los dientes inferiores, morder el labio superior.
  • Imitar la posición labial de las vocales.
  • Hacer vibrar los labios.

Ejercicios de mejillas

  • Inflar las dos mejillas con un buche agua, manteniéndolo.
  • Llevar el buche de agua de una mejilla a la otra.
  • Inflar las dos mejillas con aire, manteniéndolo.
  • Aspirar las dos mejillas.
  • Inflar una y otra mejilla con aire, alternativamente

Ejercicios del velo del paladar

  • Toser
  • Hacer gárgaras con agua.
  • Hacer gárgaras sin agua.
  • Aspiraciones profundas, expulsando el aire por la nariz
  • Bostezar
  • Tomar aire por la nariz y  hacer espiraciones fuertes, nasales y  bucales,alternativamente.
  • Emisión de  la  “A” viendo en el espejo  y  controlando los desplazamientos del velo del paladar.

Ejercicios de mandíbula

  • Abrir y cerrar la boca lentamente.
  • Abrir y cerrar la boca rápidamente.
  • Abrir la boca despacio y cerrarla deprisa.
  • Abrir la boca deprisa y cerrarla despacio.
  • Masticar.
  • Mover la mandibula inferior de un lado al otro, alternativamente.

Ejercicios de soplo

  • Apagar velas y cerillas con un soplo fuerte y rápido
  • Mover la llama de las velas y  cerillas, sin que llegue a  apagarse, con un soploprolongado y suave.
  • Mover molinillos de papel.
  • Desplazar con el soplo trocitos de papel, algodones, pelotas de pingpong,…
  • Hacer pompas de jabón.
  • Empañar un espejo, situado debajo de la nariz con el soplo nasal.
  • Emisión de vocales cortas a,e,i,o,u,…
  • Emisión de vocales largas a… e… i… o… u…
  • Emitir los fonemas n, d, t, r, l, s, ch y observar que al emitirlos no cierra sus labios, sino que coloca la punta de la lengua en el paladar.
  • Hacer emitir los fonemas: k, g,j y observar que al producirlos no cierra los labios ni usa la punta de la lengua. Estos sonidos se producen atrás de la lengua

 

Deja una respuesta

Top